“Hoy, pudieron más los fantasmas que los dioses”

Desde chico me ha interesado el tenis, pero no me esfuerzo particularmente en ver algún partido (A menos que aparezca Marat Safin y eso porque Safin es absurdamente atractivo y es el primer hombre que me atrajo en toda mi vida), y me conformo con enterarme de los resultados.

Pero es que esta final… Nadal midiéndose con Federer en su terreno y ganándole los dos primeros sets, era algo que merecía ser visto. Y de ahí a seguirse, peleando el partido punto por punto y sin dejarnos saber, hasta el último momento, quién iba a ganar. Lo hicieron auténticamente cardiaco.

Nadal hizo historia y merecidamente. Aunque ha estado viviendo a la sombra del suizo, acaba de plantar una chincheta negra en la Era Federer, algo que va a ser recordado para siempre: El número uno del mundo, vencido en la cancha que había dominado durante los últimos cinco años, en la final más larga y pareja de la historia de la competencia. (Tengo que admitirlo, si no hubiera estado demasiado ocupado haciendo squee por la victoria de Nadal, me habría dado lástima ver la cara de Roger)

Y el final, Nadal dejándose caer al suelo, agotado pero feliz, y luego sin saber ni dónde estaba mientras todo el mundo le giraba alrededor, es una de las imágenes que vale la pena ver.

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: