Hablemos de cine

De cine… veamos.

En términos generales, me gusta el cine, pero como medio para contar historias.

Quiero decir, aprecio una buena técnica para filmar o narrar cuando la veo (y la reconozco, que a veces soy un poco bestia para eso), una buena fotografía, una buena musicalización, y considero que todo eso contribuye a formar una buena película.

Peeeeeerooooo… lo principal siempre es la historia. Existen algunas películas, en particular en el cine independiente (Y tu mamá también me parece el ejemplo más claro) en la que la historia, y de hecho toda la película, me parecen puestas al servicio de la técnica, en ese caso de la técnica narrativa, y pierde bastante interés. Sin duda, sigue siendo interesante desde el punto de vista académico, pero yo normalmente veo las películas por la historia que cuentan.

Eso en cuanto al cine independiente, especialmente el español y el latinoamericano. No me molesta que intenten hacer cosas distintas con el cine, pero me parece una pérdida de tiempo que el cine se enfoque a hacer cosas distintas y a querer que todo el mundo se dé cuenta de que se están haciendo cosas distintas. De hecho, lo que menos me agrada del cine mexicano es lo pretencioso que es. Casi siempre se intenta hacer La Película Definitiva, que marcará un parteaguas en la manera de hacer y ver el cine. Prefiero, y con mucho, películas más ligeras, que tal vez son menos brillantes desde un punto de vista académico, pero que sin duda son más atrayentes para mí como espectador.

Luego, está el cine de Joligud. Si en el cine mexicano/español existe la tendencia molesta de poner la historia al servicio de la técnica narrativa, en el cine de Joligud existe la tendencia doblemente molesta de ponerla al servicio de los efectos especiales y la espectacularidad.

De nueva cuenta, no tengo nada en contra de que se busque hacer películas espectaculares (y amé las vistas de la primera parte de Las Crónicas de Narnia), pero una película en la que se invierte más esfuerzo en efectos especiales que en la historia pierde mucho interés. Y eso incluye a las de Sci-Fi, la verdad sea dicha.

Y, en ambos casos, tampoco me agrada cuando se pone la historia al servicio de la ideología. La tan cacareada independencia ideológica de la izquierda en Latinoamérica (El Crimen del Padre Amaro, por ejemplo) y el espíritu de God Bless America en Joligud (Insert Random War Movie Title Here)

Fuera de eso, ambos cines los disfruto y creo que ambos han producido, a su estilo, cosas muy buenas.

Respecto al cine internacional, tengo que confesar que mi experiencia es más bien escasa. En total debo haber visto unas tres películas de cine francés en mi vida (Y no, no he visto Amelié, está en mi lista de Must Watch Soon), y si hago cuentas, me salen cuatro de cine oriental que me parecieron raras pero comprensibles, y una árabe a la que francamente no le entendí nada. Y una película húngara titulada Un Mundo de Diferencia, que sigo considerando una de las cosas más bellas que he visto nunca.

Ahora, hay una subclasificación del cine que de hecho lo divide en dos. Por un lado está el Cine Musical con mayúsculas, y por otro lado el resto. Soy un fan total, convencido y declarado de los musicales, y aunque hay muchos que tengo pendiente ver, he visto los suficientes como para saber que me encantan, desde West Side Story hasta High School Musical. Este año tengo dos películas en mi lista de Must Watch: Una es Parque Jurásico IV, porque sé que se va a convertir en un clásico del mal cine, y la otra es Mamma Mia!

Eso también incluye, por supuesto, el cine mexicano de su época dorada cuando Pedro Infante cantaba en todas sus películas, pero no hay nada como Joligud para hacer cine musical. Los dos mejores musicales que he visto en mi vida, por si a alguien le interesa, son Oliver! y José el Soñador.

(posteado en cierto foro, y como me gustó cómo me quedó, crosspost para aquí)

De paso, haciendo upgrade a la versión 2.5 de WordPress. La 2.3 me gustaba más en el diseño, pero algunas cosas dejaron de trabajar y no conseguí que lo volvieran a hacer por mucho que me esforzara. Me imagino que me acostumbraré, aunque me sigue pareciendo que el 2.5 es bastante feo. Pero funciona mucho mejor que la última vez que lo instalé, así que…

Y hablando de cine, tengo pendiente hacer un resumen de Wall·E

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: