Alerta: Dioses olímpicos dentro.

Tengo que confesarlo: Para mí, “Juegos Olímpicos” significa “Gimnasia”. Y “Gimnasia” puede traducirse como “Chicos en lycra”, o lo sería si no fuera porque también me interesan la parte atlética y artística. Pero me interesan, sobre todo, los chicos en lycra.

Y como es algo que sucede cada cuatro años, merece que se le preste atención. Toda la atención posible.

Así que aquí, hoy, “Seres humanos dentro” presenta a los gimnastas olímpicos a los que vale la pena ver (Lo admito, es posible que algunos se me pasaran)

(Post extremadamente NO apto para conexiones de baja velocidad. Y con exagerado contenido de hombres en ropa ligera y ceñida)

En primer lugar, encaramado en el trono de TEH CUTENESS para estas olimpiadas, está Kohei Uchimura, de Japón, que además de todo se llevó la medalla de plata en el All-Around:

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

La verdad, Uchimura debería demandar a Internet. Las fotos no le hacen justicia, luce mucho mejor en movimiento. Por cierto, It’s Majesty The Cuteness se repartió generosamente en estos juegos. El siguiente en la lista es Alexander Artemev, de Estados Unidos:

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Y no por último el peor, el tercero de los Cutes: el Alemán Fabian Hambuechen:

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

(Si esto no es adorable, no sé qué pueda serlo.)

Photobucket

Photobucket

Photobucket

A mitad del camino entre lo adorable y lo ardiente tenemos a Jonathan Horton, estadounidense:

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Y al japonés Ruffio… digo, Hiroyuki Tomita:

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Y entrando directamente en el terreno de Mírame-y-babea, está el español Rafael Martínez:

Photobucket
Si fuera concurso de atractivo facial, yo votaría por él para el oro.

Photobucket

Photobucket

Photobucket

(Cualquier parecido con Marco Dapper es una afortunada coincidencia)

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Sólo las tres últimas fotos son de estos juegos, las demás son de campeonatos internacionales y cosas así.

El puertorriqueño Luis Rivera (a la derecha de todo)

Photobucket

(El de enmedio es un rumano o algo así que sólo sale bien en las fotos, por lo que recuerdo de haberlo visto en la televisión)

El ruso Maxim Devyatovskiy:

Photobucket

Photobucket

y el francés Benoit Caranobe:

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket
(El oro del All-Around, predeciblemente, se lo llevó el chino. La plata fue del japonés y el bronce de Caranobe. Nadie se lo esperaba. En lo personal, yo apostaba por el chino para el oro, y las otras dos medallas a repartir entre el alemán, el ruso que viene después y un coreano extremadamente feo, de los que no entraron al casting de “La momia regresa: el emperador dragón” porque no les quedaba el horario)

Y está, como decía, un ruso. Un ruso que tiene cara de actor porno, de los que George Duroy contrata nada más verlos. Se llama Sergei Khorokhordin.

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket
(Y además, la pose. Yo lo censuraba)

Por último, hay que destacar el tórrido romance que vivieron Hambuechen y Horton, que no sé cómo no la vi en vivo. Hay fotos que harían a cualquier cineasta o fotógrafo de Here! palidecer de envidia. Es que si uno ve esto…

Photobucket

Photobucket

… en lo que menos piensa es en un gimnasta felicitando a otro.

Photobucket

(El resto de las fotos fueron borradas por el COI)

Lo único que extrañé fue a Roman. Mi Roman, lo más adorable y deseable que haya pisado nunca un terreno de competencia gimnástica, del que me enamoré a primera vista en cuanto lo vi en las olimpiadas de hace cuatro años, y que sé que algún día iré a Ucrania y me casaré con él. O no. El caso es que Roman Zozulya fue lo único que le faltó a estas olimpiadas para ser perfectas:

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

¿Any questions?

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: