Una pequeña declaración de principios.

La cárcel y demás consecuencias legales de un crimen, al menos en mi opinión, no deberían cumplir la función de disuadir a los criminales, porque es un hecho que no lo hacen. A un criminal el que sus actos estén penados no lo va a inducir a no hacerlo: lo va a inducir a ocultarse para hacerlo y después de haberlo hecho.

Igualmente, no veo mucho motivo en una pena como un castigo, a menos que reparen al menos en parte el daño causado. Si un hombre mató a un familiar tuyo, el hacer que lo metan a la cárcel o lo maten no te va a devolver a esa persona, y sin eso, la frontera entre la justicia y la venganza desaparece.

La finalidad de la cárcel y (en su caso) la pena de muerte, en una sociedad racional como la que por desgracia no tenemos, debería ser la de proteger a la sociedad de los individuos lo bastante disfuncionales como para representar un peligro para otras personas, y un lugar donde se les pudiera mantener aislados mientras se busca reintegrarlos a la sociedad. También los criminales son personas y aunque se comporten como animales, tratarlos como si lo fueran nos rebaja a su nivel.

Entonces, ¿cuándo se justificaría la pena de muerte? Cuando estamos tratando con una persona tan disfuncional que no puede reintegrarse a la sociedad y no tenemos la garantía de que la cárcel sea suficiente para proteger a las demás personas. Por ejemplo, un capo del narco, que aún dentro de la cárcel tiene suficiente poder para seguir siendo peligroso, o un Hannibal Lecter, que puede matar al guardia con un trocito de algodón y quitarle las llaves para escaparse de la cárcel.

Ahora, la pena de muerte es algo trementamente serio porque matar a una persona es un acto que no tiene marcha atrás. Si te equivocaste, resulta que privaste injusta e irrevocablemente a una persona inocente del bien más valioso que tiene cualquier ser humano: su vida. Un mínimo conocimiento de la falibilidad humana basta para llegar a la conclusión de que legalizar la pena de muerte es un riesgo demasiado grande que correr. Si tenemos que equivocarnos, prefiero que sea a favor de la vida.

¿A cuento de qué viene esto?

A que la plataforma México Unido propone que se aplique la pena de muerte a secuestradores y homicidas.

(Y en especial, cuando ellos mismos admiten que no es una solución, y sólo sirve para que la gente sienta que se le hizo justicia. Es decir, es una venganza pura y dura)

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Comentarios

  • Valerian32  On septiembre 9, 2008 at 11:36 am

    Pues aquí, yo lo que pienso es que bueno, la pena de muerte puede ser “justa” en algún caso en concreto, como puede serlo la eutanasia. A tal persona, en tal circunstancia. Pero tienes el problema de quien juzga eso

    Por ejemplo, aquí tenemos al De Juana Chaos que han soltado y debe ser un tipo que se ha cepillado a 25 ó 30 en nombre de ETA, pero por ejemplo el Times creo aún recordar que lo debía poner como poco menos que un sufridor de su pueblo -por eso de que hizo huelga de hambre para que lo soltaran-. Pero claro, es lo que cuentan los periódicos, no lo que pueda ver un juez ni mucho menos lo que será en verdad (un periodista por definición dstorsiona más que habla). En muchos sitios, y si decidiéramos hacerlo por vox populi, seguro que todo el mundo lo mandaría al paredón o poco menos. Pero sigue siendo difícil de hacer.

    A mi juicio en estos sentidos, prefiero la incapacitación. Es cruel (también matar a alguien) pero tiene una ventaja, sigue permitiendo la redención del tipo (aunque sepas que no lo vaya a hacer) y le pones una putada considerable a hacer su trabajo. Creo que hay casos de castracion química para pedófilos y demás documentados (¿Francia podría ser?) pero por ejemplo, si uno es un asesino (por ejemplo el de Juana) se le podría causar la ceguera. Podrá seguir haciendo otras miles de putadas, por otra parte, pero por lo menos para pegar un tiro lo tendrá tan fácil como Don Depresor. Y no te cargas su vida, claro.

    En cuanto al sistema penal actual, su justificación sigue pretendiendo, al menos en España la mezcla entre la reinserción (es decir, si tú robas es porque no tienes que comer, luego te meto en el truño para que aprendas hacer algo y no robes más) y el castigo más clásico (ojo por ojo, si tú haces un mal, debes pagarlo con otro mal en tru contra). Y de todas formas, no sé allí, pero aquí (también es cierto que en teoría) la cárcel no es algo que llene de orgullo a nadie pero… tanto como considerar un animal a alguien que haya estado en la cárcel (sólo por estarlo) yo no lo veo. También es cierto que no conozco a nadie que haya dicho y reconocido que haya estado en el talego. Pero en fins

    un saludo

  • Valerian32  On septiembre 9, 2008 at 11:36 am

    Pues aquí, yo lo que pienso es que bueno, la pena de muerte puede ser “justa” en algún caso en concreto, como puede serlo la eutanasia. A tal persona, en tal circunstancia. Pero tienes el problema de quien juzga eso

    Por ejemplo, aquí tenemos al De Juana Chaos que han soltado y debe ser un tipo que se ha cepillado a 25 ó 30 en nombre de ETA, pero por ejemplo el Times creo aún recordar que lo debía poner como poco menos que un sufridor de su pueblo -por eso de que hizo huelga de hambre para que lo soltaran-. Pero claro, es lo que cuentan los periódicos, no lo que pueda ver un juez ni mucho menos lo que será en verdad (un periodista por definición dstorsiona más que habla). En muchos sitios, y si decidiéramos hacerlo por vox populi, seguro que todo el mundo lo mandaría al paredón o poco menos. Pero sigue siendo difícil de hacer.

    A mi juicio en estos sentidos, prefiero la incapacitación. Es cruel (también matar a alguien) pero tiene una ventaja, sigue permitiendo la redención del tipo (aunque sepas que no lo vaya a hacer) y le pones una putada considerable a hacer su trabajo. Creo que hay casos de castracion química para pedófilos y demás documentados (¿Francia podría ser?) pero por ejemplo, si uno es un asesino (por ejemplo el de Juana) se le podría causar la ceguera. Podrá seguir haciendo otras miles de putadas, por otra parte, pero por lo menos para pegar un tiro lo tendrá tan fácil como Don Depresor. Y no te cargas su vida, claro.

    En cuanto al sistema penal actual, su justificación sigue pretendiendo, al menos en España la mezcla entre la reinserción (es decir, si tú robas es porque no tienes que comer, luego te meto en el truño para que aprendas hacer algo y no robes más) y el castigo más clásico (ojo por ojo, si tú haces un mal, debes pagarlo con otro mal en tru contra). Y de todas formas, no sé allí, pero aquí (también es cierto que en teoría) la cárcel no es algo que llene de orgullo a nadie pero… tanto como considerar un animal a alguien que haya estado en la cárcel (sólo por estarlo) yo no lo veo. También es cierto que no conozco a nadie que haya dicho y reconocido que haya estado en el talego. Pero en fins

    un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: