Sobre la hora del planeta

He visto últimamente en el metro carteles de una campaña, creo que dice “démosle un respiro al planeta”, que habla de apagar la luz una hora, todos juntos, en la noche del 28 de marzo.

Dejando de lado el auténtico valor de esta acción, que puede o no ser útil (algo me dice que va a ser seguida por una hora en la que todos los que apagaron la luz van a tenerla encendida), hay algo que debemos tener en mente: no sirve de nada apagar la luz por una hora en la noche, si seguimos desperdiciándola durante el día. La campaña trata sobre apagar la luz una hora, pero tiene algunas cosas que van mucho más lejos y que son lo que realmente debería ser promocionado.

No sirve de nada apagar la luz por una hora en la noche si por el día se desperdicia el agua, tanto por lo necesaria y valiosa que es, como porque, centrándonos en el tema de la energía, que es de lo que habla esta campaña, hace falta energía y no poca para extraer el agua y potabilizarla.

No sirve de nada si se sigue llenando la ciudad de desechos que podrían ser reciclados. En primer lugar, porque cuesta más, monetariamente y en términos de energía, producir nuevos materiales desde la materia bruta que reciclarlos. Además, casi todas las mercancías manufacturadas son el resultado de procesos industriales en los que se gastan ingentes cantidades de agua, mayores que en los procesos de reciclaje, y como ya se mencionó, extraer el agua también gasta energía.

Además, los desechos no reciclados necesitan ser llevados a algún lugar, para lo que también debe gastarse energía.  Y muchas veces también contaminan el agua subterránea, con lo que se hace necesario gastar más energía para extraer agua no contaminada y/o potabilizar la que sí lo está, de modo que pueda consumirse.

Existen muchas cosas que podemos y debemos hacer por el planeta, fuera de apagar la luz una hora: reciclar, buscar disminuir la cantidad de basura que tiramos, buscar envases biodegradables, disminuir efectivamente nuestro gasto de energía, etcétera.

Podría continuar así por cuatro o cinco páginas, pero probablemente esto sería demasiado largo y nadie lo leería. Simplemente me gustaría exponer una reflexión: El año tiene 8760 horas. Apagar la luz durante una de ellas es un hermoso gesto, pero a menos que hagamos algo por el mundo en las 8759 horas restantes, es como poner barniz en una uña rota cuando el brazo está gangrenándose.

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Comentarios

  • pepe  On marzo 25, 2009 at 12:23 pm

    El tema no es el ahorro energetico que suponga 1 hora, es más, esta demostrado que despues aumenta tanto el consumo que se anula el efecto. Lo de la hora es más bien por concienciación, por demostrar que algo se puede cambiar y que la población estará dispuesto a hacerlo… Varios bloggers se estan uniendo apra apagar sus blogs, fijate en http://www.elblogmasfamoso.com/earth-hour-2009-en-mi-blog-o-web/

Trackbacks

  • By meneame.net on marzo 25, 2009 at 11:40 am

    Opinión sobre "La hora del planeta"…

    Acerca de la propuesta de apagar la luz durante una hora el 28 de marzo por la noche, y por qué no tiene valor más que desde el punto de vista simbólico, si los hábitos normales de uno llevan al despilfarro de energía en todas sus formas….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: