Listos para Eurovisión: Semifinal II.

Aquí vamos. Estoy básicamente traduciendo mis comentarios en inglés, cambiando unos cuantos, así que si parte del post está en inglés… vuelvan más tarde.

Bosnia & Herzegovina: Dino Merlin – Love in rewind

La canción me gusta: es melancólica, pero no depresiva, y el tipo de verdad sabe cantar. Pero el baile… niños y niñas, miren con atención: por eso es que no hay que beber antes de salir al escenario. ¿Está claro?

Austria: Nadine Beiler – The secret is love

Por si no tuvimos suficiente con una Balada Disney, este año tenemos DOS. Austria… me gusta tu canción, y entiendo que la última vez que participaste fue en la década pasada y estás un poco fuera de práctica, pero si vas a regresar, hazlo en grande. Trae a las Rounder Girls.

Países Bajos: 3JS – Never alone

¡A la peluquería ahora mismo! ¡Y de ahí al baño y a cortarse las uñas! Y ya que estámos en eso, cambio de guardarropa. La canción… la canción se puede quedar, es pasable. Por supuesto, después de darnos lo mejor del año pasado con el Sha-la-lie (y no, no estoy siendo sarcástico), es obvio que Holanda necesita un descanso.

Bélgica: Witloof Bay – With love baby

Esto es interesante. Hum… sí, eso, interesante. Es obvio que no van a llevarse nada (ni siquiera el pase a la final), pero es bueno tener algo tan distinto en el concurso de cuando en cuando. Es… eso, interesante.

Eslovaquia: Twiins – I’m still alive

Verso… no, coro… no, verso, no… ¿Qué es eso? No le entiendo a esta canción. Ya le di todas las oportunidades posibles y sigo sin entenderle. No puedo creer que esté escribiendo esto, pero cuando le añadieron rap mejoró, y es la primera canción que escucho en mi vida de la que pueda decirse eso.

Ucrania: Mika Newton – Angel

¡Porque no es una final nacional de Ucrania si no hay drama y se arriesgan a una multa! Un par de horas después de que Johanna… digo, Mika, ganara, ya estaban acusándola de sobornar jueces y manipular votos por teléfono. Uno de los jueces incluso lo admitió… más o menos.

Ucrania ya sabe lidiar con eso, así que convocaron a una nueva final, en la que participarían las tres que quedaron mejor en la anterior. Y ahí es donde empieza la diversión: Mika dijo que quería cambiar su canción. Después, las otras dos concursantes se retiraron (una con una excusa increíblemente falsa y la otra diciendo que la nueva final iba a estar igual de comprada que la anterior).

Y así, una semana antes de la fecha límite, se quedaron con en esta esquina Mika y en la otra nadie, y Mika, sin canción. Al final la televisora que representa a Ucrania decidió que ya había tenido suficiente y le enjaretó la versión en inglés de la canción. Con una letra horrible, dicho sea de paso.

Y no solo eso, sino que Mika está metiéndole mucha más fuerza de la que requiere. Suena mucho peor que la versión en ucraniano. Sólo espero que en la final vuelvan a ponerla en un pastel de bodas.

Y aún con todo esto, no es lo más desorganizado que vamos a ver este año.

Moldova: Zdob si Zdub – So lucky

Sombreros cónicos, trompetas y un hada en monociclo. Sin duda, Moldova es especialista en hacer del mal gusto un arte, pero esto está yendo demasiado lejos. Preferiría algo así como el video oficial, enseñando pezones y pechos descubiertos, y con el vocalista pareciéndose a Reese Rideout (NO ES BUENA IDEA BUSCAR EL NOMBRE EN GOOGLE. AL MENOS NO EN HORAS DE TRABAJO)

Suecia: Eric Saade – Popular

Lo primero que saltó en mi mente cuando vi esta presentación fue “Suecia de verdad está desesperada”. Lo segundo que fue “Y no pasar a la final el año pasado sí que hirió lo más profundo de sus almas”. Y siguieron pensamientos como ésos durante los tres minutos que duró la canción. Este año no hay problema: tienen seguro el pase a la final, incluso si  los únicos nórdicos que pueden ayudarlos son Irlanda y Dinamarca. (Yup. Irlanda es nórdico durante la semana de Eurovisión)

Chipre: Christos Mylordos – San aggelos s’agapissas

Creo que es lo más largo que hemos visto en un concurso sin una sola canción que no esté en inglés. Pero aquí Chipre, como no se entera de nada, nos trae una en griego… y que ni trayendo a Zorba podría ser más griega. Suena muy bonito a la primera, pero a la segunda y siguientes termina por aburrir. Tengo la ligera sospecha de que Chipre no va a comerse un rosco este año.

Bulgaria: Poli Genova  – Na inat.

Segunda canción que no está en inglés. Me recuerda a Roxette. O a Pink. ¿Alguna vez han participado esas chicas en Eurovisión? Si no, ¿A qué estamos esperando para mandarlas? Y por cierto, quiero una tecladotarra.

Macedonia: Vlatko Ilievski – Rusinka

Y con esta, terminamos con las canciones que no tienen nada de inglés.  La especialidad de Macedonia son las mezclas raras, pero me gusta mucho más la que hicieron este año, sobre todo porque sé que la garganta va a dolerle espantosamente después de la semifinal, y porque después del primer minuto todo es coro. Y porque está bueno, quiero verlo sin camisa.

Israel: Dana International – Ding Dong

¡Aquí viene, Dana Motherfucking International, a enseñarnos como es que hay que hacer las cosas! Puede que no tenga el busto integrado en sus genes, pero sabe moverlo como nadie, y sigue siendo ella: Dana. Motherfucking. International. Y con esta, terminamos con las canciones que tiene al menos un poco de no-inglés.

Eslovenia: Maja Keuc – No one.

Eso, Eslovenia, por fin lo entiendes. ¿Ves que era fácil admitir que si no eres Turquía o Grecia no tienes esperanzas con un acto folklórico? Es un buen acto: no brutal, pero sí efectivo. Me gusta.

Rumania: Hotel FM – Change.

Puedo imaginarme al director de escena: “Moños, tirantes, fedoras, ¿Cómo podemos volver esto más vintage?

¡Ya sé! ¡Faltan TROMPETAS!”

Y luego, con las tomas y el sombrero a cuadros del baterista, esto pasa de vintage a Mr. Sandman. Mira y aprende, Simon Matthew, así es como se hace un acto vintage.

Estonia: Getter Jaani – Rockefeller street.

¿Eh? ¿Qué rayos es eso? No entiendo de qué se supone que trate la canción. Ni siquiera estoy seguro que sea una canción. Es demasiado rara. Tiene algunos puntos interesantes (la magia, los bailarines, y el paso de verso a coro es impresionantemente fluido) pero en general, no tiene sentido. Necesito un diagrama para entenderla.

Belarús: Anastasia Vinnikova – I love Belarus

Y… díganle hola a la Alyosha de este año. Ahí va la historia completa: Anastasia ganó la final nacional con una canción titulada Born in Belorussia. La letra tenía menciones a la URSS, y la EBU, que no tenía ganas de buscarse problemas con un país que ya no existe, le pidió a Belarús que la cambiara.

Los compositores revolvieron un poquito la letra y la volvieron a sacar con el título I am Belarusian. Creo que la canción es  esta, pero no estoy seguro porque un día después o algo así, descubrieron que  la canción ya se había interpretado hace un año. Anastasia dijo que no era la misma canción porque habían cambiado la letra, pero nadie le hizo caso.

En este punto de la historia el año pasado, Alyosha se encerró a su cuarto a llorar y salió con una canción completamente nueva. Pero Anastasia estaba demasiado enamorada de su canción, así que ella (bueno, más bien los compositores) revolvieron más la canción, hicieron corte y costura hasta que pudieron fingir que era otra canción distinta, y la volvieron a sacar con el título de I love Belarus.

Por si el título no es lo bastante claro, es una de esas canciones en que un país se dedica a contarle a Europa lo maravilloso que es y cómo todos sus paisajes son bonitos y todos sus habitantes huelen bien. Pero no me importa, a cualquier país se le debe permitir un poco de eso de cuando en cuando. Además, me enloquece el instrumento metálico ese que suena al principio.

Letonia: Musiqq – Angel in disguise.

¿Por qué, Letonia, si te quiero tanto, insistes en hacerme esto?Año tras año tienes artistas tan buenos en tu final nacional… y tienes que elegir siempre al peor de todos para mandarlo a Eurovisión. El 2009 tenías a Kristina Zaharova con una canción de Martins Freimanis, y a Aisha en su mejor momento, y mandaste a Intars. El 2010 tenías a Lauris, Ivo y Kristina, y elegiste a Aisha en su peor momento. Y este año tenías a Ivo, Dace Upite y Lauris… ¿y eliges a Musiqq?

Cada vez haces más difícil quererte, Letonia.

Dinamarca: A Friend in London – New Tomorrow

Katrina and the Waves después de un cambio de sexo. Eso resume perfectamente a A friend in London. Puede funcionar con un show adecuado (y Dinamarca realmente sabe cómo hacerlos), pero lo que realmente importa: LAS. PELOTAS. TIENEN. QUE. IR. A. DÜSSELDORF.

(Ah, y la chica que quedó segunda en la final nacional también es increíble. Por cosas como esta es que te quiero, Dinamarca.)

Irlanda: Jedward – Lipstick.

Entre Lena, la tipa de Albania y estos chicos, mis pesadillas van a estar plagadas por artistas de Eurovisión este año. De verdad me dan miedo.

La única razón por la que les perdono todo el… ellos, es porque son el primer (o a lo más, el segundo) acto irlandés que suena como si perteneciera al siglo XX, y porque son lo más gay que vamos a ver este año.

Suecia y Ucrania tienen seguro el pase, e Israel casi seguro. Además, me gustaría ver en la final a Austria, Israel, Bulgaria, Eslovenia, Dinamarca, Rumania, Bélgica y Bielorrusia.

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: