Listos para Eurovisión: Los finalistas, y mis votos.

Porque somos demasiado cool para estar en semifinales:

Francia: Amaury Vassili – Sognu

Amaury Vassili es Patricia Kaas, pero en hombre. Una de esas veces, digo, que Francia recuerda que son FRANCIA con mayúsculas y se supone que tengan CLASE con mayúsculas, así que se agarran a un gran nombre con montones de clase y demuestran que todavía puede irles bien cuando se esfuerzan. Sé que es el favorito, pero desde que me lo imaginé cantando el Trololo no puedo verlo ganando. Lo siento.

Italia: Raphael Gualazzi – Madness of love

No tengo la más mínima idea de si esto es clásico o rancio. Honestamente, Italia debería traer algo un poco más actual después de 14 años de ausencia, porque así parece que están completamente fuera de práctica.

Inglaterra: Blue – I can

Algo como esto, por ejemplo. Siendo Inglaterra y no teniendo a Andrew Lloyd Webber al piano, apuesto a que queda en los últimos diez, a menos que decidan enseñar un poco de cuerpo. A mí me gusta, pero… es Inglatera.

Alemania: Lena – Taken by a stranger

¿Listos, Aurela y Jedward? Lena viene a darles competencia en cuanto a alimentar pesadillas.  Si el año pasado que ganó me hubieran dicho que Lena podía dar tanto miedo no lo habría creído. Lo siento,pero dado que aunque no me gustó “Satellite” como ganadora, me gustó como canción, y me cayó bien Lena, voy a fingir que esta canción no existe para no arruinarlo.

España: Lucía Pérez – Que me quiten lo bailao

Esta canción me hace compadecer a Europa: pueden darse cuenta que España no está intentándolo con ganas, pero como no hablan español no pueden apreciar la auténtica magnificencia de este no esforzarse. Lo siento, pero aunque hice todo lo posible, no soy capaz de odiar esta canción.

De cualquier forma, sé que a ningún español le va a gustar. Les encanta odiarse.

Eso es todo.  Y por cierto, hay una epidemia de letras redundantes y todavía no se ha encontrado una cura. Tenemos el fabuloso “neverending forever” de Lituania, el brutal “danger is a risky business” de Alemania, y sobre todo el épico “don’t tell me that’s impossible, ‘cause I know it’s possible” de Suecia. ¿Cómo esperan que nos tomemos en serio canciones con letras así? ¿En especial si la de Suecia está justo al principio de la canción?

Si yo fuera un país, mis votos serían:

12:  Polonia

10: Serbia

8: Israel

7: Finlandia

6: Hungría

5: España (¡Silencio, perras!)

4: Croacia

3: Noruega

2: Rusia

1: Dinamarca (O tal vez Azerbaiyán)

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Comentarios

  • elputojacktwist  On mayo 9, 2011 at 6:12 am

    BRILLANTES comentarios, gracias!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: