Archivos en la Categoría: It’s a beautiful life

Bajo el sol de febrero

Ya saben, pasa lo de costumbre. Va uno sin meterse con nadie, pensando en sus propios asuntos y la tarea que era para entregarse hace seis horas y ¡WHAM!

Ahí estaba, haciendo ejercicio, con una camiseta negra de tirantes que tenía un tirante roto. Demasiado tarzanesco para ignorarse. Demasiado sexy. Simplemente demasiado.

Demasiadas abdominales y colgarse de la barra, y por mucho que se esforzara en colocar el tirante hacia arriba, con cualquier movimiento volvía a caerse.

La intención de hacer tarea se esfumó. La prisa se tomó unas vacaciones, y me senté sobre el concreto caliente a mirarlo hacer ejercicio.

Abdominales. Barra. Abdominales. Lagartijas. Barra. Cinco minutos de sentarse a hablar con alguien, y el tirante cayéndose.

Barra, con los músculos de los hombros en tensión.

Justo antes de irse, se cambió la camiseta y me regaló un vistazo de una magnífica espalda y damn it, de pronto la tarea era para entregarse hace siete horas, y yo ahí mirándolo… abdominales… barra… abdominales… barra…

Cambio climático.

Hay un motivo… bueno más de uno, en realidad, para el que no escriba tanto ni tan regularmente como antes.

Seamos sinceros: para que virtualmente haya dejado de escribir.

Se llama “semestre”. El semestre pasado aprobé una materia de cinco. Este semestre metí seis y estoy intentando pasar al menos la mitad.

El resto se debe a mi trabajo en el Museo del Papalote. Es magnífico, pero sin duda me deja poco tiempo. Y mas considerando que la semana que viene estuve yendo a tomar capacitación para una exposición que va a durar hasta el 25 de abril, acerca del Cambio Climático.

Es un tema que me interesa. Es más, me apasiona. Valió la pena dejar por una semana la tesis, e incluso atrasarme con todas mis materias, considerando que voy a estar haciendo lo que quiero al menos la mitad de mis fines de semana.

Intentaré escribir aquí cada… que pueda. Y tenga tema. Tengo algunos pendientes.

Frases para la posteridad presenta:

“La canción comienza así sólo en la obra de teatro. En la película se saltan toda la primera estrofa”.

No tienen idea de lo gay que me sentí en cuanto eso salió de mi boca.

Eurovision 2009, segunda semifinal.

Acabo de ver un micro resumen de la segunda final de Eurovisión. La mayoría de las canciones son altamente olvidables, pero hay algunas que valen la pena. Mi top… lo que sea:

Dinamarca

Arzebaijan

Estonia

Albania

Holanda

Rusia.

Alemania

(Ucrania es un asunto aparte, se merece pasar a la final, pero sólo por los tipos vestidos de romanos)

Me perdí totalmente la primera final: tenía tarea y exámenes. Hoy también, pero tenía que ver al menos el resumen de la segunda final. Y acaba de terminar la transmisión y… todas las que dije pasaron a la final, excepto Holanda. Me quiero.

Sabes que eres gay cuando…

… cuando al estar hablando de musicales (5 puntos) corriges a alguien sobre cómo empieza cierta canción (+3 puntos), y cuando él te dice que comienza de cierta manera le contestas que en la versión de teatro, pero que en la película empieza de otra forma (+6 puntos)

… cuando tus amigos hablan de las tetas de una chica, y al voltear a verla lo primero que te fijas es el color de su bolsa. ( + 10 puntos, 20 si te fijaste en la marca)

Suma 10 puntos si otro hombre te aconseja sobre cómo mejorar tu look, réstalos si el susodicho es hetero.

Verídico (todo excepto fijarse en la marca de la bolsa)

Lo prometido es deuda (Marat Safin)

Desde que comencé el blog, han llegado algunas personas buscando “Marat Safin se baja los pantalones” y cosas parecidas. Dado que una wannabe diva blogger se debe al público, me dediqué a buscarlo.

NO-LO-ENCONTRÉ. Según Google, algo así no existe.

Lo más parecido que encontré fue esto:

http://www.youtube.com/watch?v=3eeaQLZe_7Q

Jacarandas

Ayer, dos semanas antes de primavera, florecieron las jacarandas.

Habían estado creciendo en silencio, arriba, mirando tu cabello cada día. Y como tu mirada nunca subía a buscarlas, decidieron bajar a buscarla ellas, y se lanzaron planeando hacia abajo.

Así que hoy, cuando saliste a la calle con la llave en una mano y el libro en la otra, para llegar a la última media hora de la primera clase, te encontraste con una alfombra violeta y suave en el suelo, tan violeta y tan suave que pisarla te daba un no sé qué.

Te tomaste dos segundos para mirarla, y luego tuviste que caminar sobre ella, sintiéndote Jack Nicholson la noche del Oscar, un porteador de la Virgen en Semana Santa y una princesa el día de su boda, todo al mismo tiempo.

Y después, te sumergiste en los automóbiles cruzando la luz roja, el metrobús atestado y el metro aún más atestado, pero todo era distinto, más violeta y más suave.

Porque hoy, dos semanas antes de primavera, florecieron las jacarandas.

Be Mint, my friend.

Desde hace como seis meses tengo portátil. Cuando me lo vendieron, traía Windows Vista, de ese que le meten a uno sin vaselina ni lubricante a la hora de comprar.

Mi opinión sobre Vista está enmedio de las perspectivas que he visto en internet: No odio Vista ni considero que sea una porquería tan grande como muchos creen, pero definitivamente creo que le falta bastante y que es demasiado engorroso.

El problema vino cuando quise cambiar el sistema operativo. La laptop, por algún motivo que no tengo idea de cuál sea, es alérgica a XP. Simplemente no consigo instalarlo, y ni siquiera consigo que el disco de instalación de XP se entere de que hay un disco duro en el que puede instalarse. Entonces me decidí a probar alguna cosa de Linux, simplemente porque ya estaba harto de Windows Vista.

… y resultó ser una de las mejores cosas que he hecho en mi vida.

Quienquiera que crea que Linux es difícil, debería probar Mint. Es muy parecido a Windows, así que un recién llegado no se siente perdido, y al mismo tiempo tiene las suficientes diferencias como para hacer que sea mucho más cómodo usarlo después de un periodo de aclimatación… que puede ir desde un par de días hasta una o dos semanas, pero no creo que más.

Yo llevo, como decía, un par de semanas practicándolo y me siento enormemente a gusto. Tanto, en realidad, que he dejado de usar la PC porque no tiene Mint (bueno, y el que dé bastante lata para conectarse a Inet también cuenta).

¿Por qué si, como decía, es muy parecido a Windows?

En primer lugar, tiene unos gráficos hermosos. Todo el aspecto es como Windows, pero en más bonito. Sí, dije “más”. A mí XP siempre se me ha hecho bonito, y si algo bueno tenía Vista era la parte gráfica.

En segundo lugar, la facilidad para instalar programas. No hace falta instalar nada porque Synaptic ya lo tiene todo. Synaptic básicamente es un programa que busca, descarga e instala por uno todo lo que uno le diga, y son muy pocas las cosas que no sepa cómo encontrar. Luego de eso, el sólo hecho de tener que buscar un ejecutable en internet y darle “Enter -> Aceptar -> Aceptar -> Terminar” se siente engorroso. (Claro, Mint también tiene los .deb, que son como instaladores para Linux, pero incluso ésos funcionan más simple que un ejecutable de Windows)

Y se deja configurar todo. No hay acción de teclas abreviadas que no pueda ser configurada para que se abra con las teclas que uno quiere. Digamos que podríamos decir que “Inicio” minimizarla la pantalla y “Alt + K” la maximizara, si quisiéramos.

Eso en cuanto a facilidad de configuración. En cuanto a facilidad de uso, empecemos por el gnome-do. Gnome-Do es un lanzador de programas que funciona de un modo muy simple: Inicio + Espacio abre una caja de texto, uno escribe el nombre del programa (trae un filtro predictivo, para que si se usa mucho un programa se pueda lanzar escribiendo sólo las dos o tres primeras letras.) y se presiona Enter, y listo. Viene a parecerse al inicio -> ejecutar de Windows, pero no hace falta saberse el nombre del archivo directo al que hay que ejecutar.

Además… bueno, el que uno pueda configurar las teclas, no hay duda que facilita la vida.

En tercer lugar, ya trae el 99% de las cosas que uno necesita en cuanto a software, que ya no hace falta instalar.

¿Qué tiene desventajas? Claro que las tiene. Todavía estoy intentando encontrar la manera de bajarle el brillo a la pantalla, que no lo he conseguido hasta ahora. El ratón se siente mucho menos sensible y los iconos del escritorio se revuelven más (y si consideramos que ya en Windows mis escritorios siempre terminan hechos un asco…) pero las desventajas son ampliamente y de sobra cubiertas por las ventajas.

Si alguien lo quiere probar…

Un beso es sólo un beso.

Son las ocho nueve diez de la noche. Estoy ocupado: la computadora se la pasa reiniciándose sola, perdiendo la conexión con internet y etcétera.

¿Qué hace un bloguero cuando no tiene tiempo para hacer un post en regla? colgarse del trabajo ajeno, por supuesto. En mi caso, de Cturtle, creador de algunos de los mejores videos gay que conozco, en particular, de la serie A kiss is just a kiss:

#2 – Feeling Good.

Los demás, en la entrada extendida porque los videos se gastan muuucho espacio:
Sigue leyendo

Keith Olbermann: “Yo no soy gay, y tampoco mis amigos o familiares, y aún así este voto me parece horrible”

Enlace original, en inglés. Traducción por su servilleta, originalmente para una noticia en Menéame.

(Una de esas cosas que no sé por qué, tenía ganas de publicar pero he ido dejando para después):

Keith Olbermann es un presentador de la MSNBC, y este mensaje lo envió el 12 de noviembre en su programa Countdown:

Esta noche, como prometí, finalmente un comentario especial sobre la aprobación, la semana pasada, de la Proposición 8 en California, que eliminó el derecho de las parejas del mismo sexo a casarse, y creó un precedente en este tema de costa a costa.

Algunos detalles previos. Este no es un asunto de quejarse y gritar, y no es sobre política, y tampoco es en realidad sobre la Proposición 8. No tengo un interés personal en este asunto: no soy homosexual, me cuesta trabajo recordar a aunque sea un miembro de mi familia que lo sea, no tengo experiencias de amigos o colegas luchando contra los prejuicios que aún marcan sus vidas.

Y aún así, para mí esta decisión es horrible. Horrible. Porque esto no es sobre quejarse, y tampoco es sobre política.

Esto es sobre… el corazón humano. Y si suena sensiblero, que así sea.

Si votaste por esta Proposición o apoyaste a los que lo hicieron o a las ideas que expresaban, tengo unas cuantas preguntas que hacerte porque, honestamente… no lo comprendo. ¿Qué tiene que ver contigo? ¿Qué significa para ti? En un tiempo de fugacidad y de relaciones de una noche, estas personas quieren la misma oportunidad de permanencia y felicidad que tú tienes. No quieren negártela. No quieren quitarte nada. Ellos quieren lo mismo que tú: una oportunidad de estar menos solos en la vida.

Sólo que en este momento les estás diciendo “No. No pueden tenerlo en esas condiciones. Quizá algo parecido. Si se comportan bien, si no causanmuchos problemas” Incluso les darás los mismo derechos, aún si en este momento les estás quitando el derecho legal que ya tenían. El mundo a su alrededor está fijo en el amor y el matrimonio, y les estás diciendo “No, no puedes casarte”. ¿Qué pasaría si alguien aprobara una ley que dijera que tú no puedes casarte?

Constantemente escucho el término “redefinir el matrimonio”.

Si este país no hubiera redefinido el matrimonio, los negros todavía no podrían casarse con los blancos. Había leyes en dieciséis estados que lo volvían ilegal…en 1967.

Los padres del Presidente Electo de los Estados Unidos no habrían podido casares en casi la tercera parte de los estados del país que su hijo creció para gobernar. Pero es peor que esto. Si este país no hubiera redefinido el matrimonio, algunas personas negras aún no podrían casarse… con otras personas negras. Es una de las más crueles, y aún así, ignoradas, partes de nuestra historia de esclavidtud. Los matrimonios no estaban legalmente reconocidos si los contrayentes eran esclavos. Como los esclavos eran una propiedad, no podían ser legalmente marido ymujer, o madre e hijo. Sus votos de matrimonio eran diferentes: no “Hasta que la muerte nos separe”, sino “Hasta que la muerte o la distancia nos separen”. Los matrimonios entre esclavos no estaban legalmente reconocidos.

Ustedes saben, exactamente como los matrimonios en California no están legalmente reconocidos si las personas son homosexuales.

Es incontable el número, a lo largo de nuestra historia, de los hombres y mujeres que han sido obligados por la sociedad a casarse con alguien del sexo opuesto en matrimonios arreglados, o de conveniencia, o simplemente con alguien a quien no conocían. Centenares de hombres y mujeres que vivían con vergüenza e infelicidad y que, a través de mentirse a sí mismos y a otros, rompían otras vidas de parejas e hijos. Y todo porque nosotros les decíamos que un hombre no puede casarse con otro hombre, ni una mujer con otra mujer. La santidad del matrimonio. ¿Cuántos matrimonios como estos ha habido en la historia, y cómo es que eso mantiene la santidad del matrimonio en lugar de volverlo un término sin sentido?

¿Qué significa esto para ti? Nadie te pide que hagas tuya su expresión del amor. ¿Pero no debes, como ser humano, aceptar su amor? El mundo ya es un lugar lo bastante frío.

Esto va contra el amor, contra la esperanza, y contra esas pocas y valiosas emociones que nos permiten avanzar. Tu matrimonio sólo tiene un 50% de probabilidad de avanzar, no importa cuánto sientas ni qué tan duramente trabajes en él.

Y existe gente que se alegra ante la perspectiva de sólo esa oportunidad y ese trabajo, simplemente por la esperanza de experimentar ese sentimiento. Con tanto odio en el mundo, con tantas divisiones inútiles, y la gente actúa contra la gente sin un buen motivo. ¿Esto es lo que tu religión te dice que hagas? Con tu experiencia de la vida, el mundo y todos sus problemas, esto es lo que tu conciencia te dice que hagas?

Con tu conocimiento de que la vida, con fuerza incesante, parece devastar el terreno de juego en que todos vivimos, para extender lainfelicidady el odio, ¿esto es lo que tu corazón te dice que hagas? ¿Quieres santificar el matrimonio? ¿Quieres honrar a tu Dios y al amor universal que crees que representa? Extiende la felicidad. Este pequeño, simbólico trozo de felicidad, compártelo con todos los que lo buscan. Cítame a cualquiera de tus líderes religiosos, o al libro de tu elección, diciéndote que vayas contra esto. Y después dime cómo puedes creer al mismo tiempo en esa afirmación y en esa otra frase que dice “sólo haz a los otros lo que te gustaría que te hiceran a ti”.

Se te pide ahora, en nombrede tu país y quizá de tu creador, tomar un partido o el otros. Se te pide tomar partido no en un asunto político, ni religioso, ni de homosexuales o heterosexuales. Se te pide tomar partido en un asunto de amor. Todo lo que tienes que hacer es tomar partido, y dejar que una pequeña chispa de amor cumpla su destino. No tienes que ayudarle, ni aplaudirle, ni luchar por ella. Sólo no la apagues. Porque aunque podría parecer a primera vista que es un amor entre dos personas que no conoces, a las que no comprendes y que quizá ni siquiera deseas conocer, en realidad es el amor que sientes por tu prójimo.

Simplemente, porque estees el único mundo que tenemos. Y por eso, las demáspersonas también importan.

Es la segunda vez en diez días que termino volviéndome, por encima de todo, a la petición de piedad por Clarence Darrow en un juicio por homicidio.

Porque lo que dijo encaja perfectamente con el punto central de esta situación:

“Estaba leyendo, la noche pasada, sobre las aspiraciones del poeta persa Omar-Khayyam”,ledijo al juez.

“Me parecieron lo más elevado que puedo ver. Deseo que estén en mi corazón, y deseo que estén en el corazón de todos:

Así estaré escrito en el Libro del Amor,
y no me preocupa el Libro en lo alto.
Borra mi nombre, o escríbelo si quieres,
porque estaré escrito en el Libro del Amor”

Buenas noches, y buena suerte.