Archivos en la Categoría: Joligud

Shelter

Shelter es… ¿Cómo describirla?

Exactamente lo contrario de lo que me esperaba. Me imaginaba una película intensa, eléctrica, que lo dejara a uno en shock con cada plano. Y lo que me encontré fue una historia sencilla, sensible, tierna y bellamente realizada.

Resumen simple de la historia: Zach es un chico de clase media baja, que vive junto a la playa con su familia. Después de haber renunciado a la escuela de arte para cuidar del hijo de su hermana, llena sus ratos libres con grafitti y surf, pero está solo e inconscientemente da por sentado que siempre lo estará, atrapado en esa casa cuidando de su sobrino.

Todo cambia el día que el hermano mayor de su mejor amigo vuelve al pueblo (en teoría por unos días) y entre los dos empieza a pasar algo…

Las actuaciones son muy buenas y la fotografía y la musicalización son geniales. Es curioso, porque tiene varias escenas que te cortan el aliento, pero aún así, ninguna extraordinaria. Y, sin embargo, sin tener nada que se salga de lo común (una historia buena, pero tal vez un tanto simple, actuaciones buenas pero sin nivel de Oscar, fotografía buena, pero sin el nivel de Narnia, y con unos cuantos fallos en las caracterizaciones, sobre todo en la de Jeanne) logran conseguir una película completamente fuera de lo común.

La ves, te quedas clavado en la historia hasta que termina en una escena de equilibrio perfecto, y al final respiras profundo, y de pronto te parece que todo tiene mucho más sentido.

Las cinco mejores escenas del cine gay.

Y como estuve una semana sin postear, doble entrada el día de hoy.

De acuerdo, lo admito: no he visto todas las películas que hay en cine gay, así que tal vez haya alguna mejor que las que pongo aquí, pero (por lo menos que las primeras cuatro) me parece difícil.

Quinto lugar:

El diálogo entre Simon y el padre de Wai Tung en El Banquete de Bodas.

¿Por qué es buena?

Por la ironía deliciosa de que todos mienten buscando hacer felices a los demás, cuando todos saben la verdad que nadie se atreve a decir. Porque resume perfectamente la película. Por la expresividad del padre y Simon, que expresan todo lo que hace falta expresar sin necesidad de grandes alardes. En resumen, porque te deja un buen sabor de boca.

 Cuarto lugar:

La segunda vez que Jack y Ennis tienen sexo, la primera que hacen el amor. Obviamente, en Brokeback Mountain.

¿Por qué es buena?

Sé que la mayoría de la gente preferiría destacar el beso que se dan después de años de no verse, o tal vez la escena en que Ennis le canta al oído a Jack, pero en lo personal, encuentro que esta es La Escena de la película.  Todo en ella está realizado de una manera soberbia. El lenguaje corporal de Ennis, que no se atreve a mirar a Jack a los ojos, y que coloca entre ambos como protegiéndose el sombrero, símbolo de su virilidad de cowboy, la mirada de Jack, la música, todo en la escena es una obra maestra.

Tercer lugar: 

El final de El Tiempo que nos queda.

¿Por qué es buena?

En ninguna otra escena, por mucho que se esfuercen los cineastas, ha logrado hacerse algo más bello y poético con la muerte. Y la música, que a partir de aquí es una constante, y el oleaje, y la luz, y todo…

Segundo lugar:

La escena del baño en Bangkok Love Story.

¿Por qué es buena?

Una fotografía inmejorable, una musicalización absolutamente perfecta, una ambientación… basta, me quedo sin palabras. Mejor posteo directamente el video. La escena en cuestión comienza a partir del minuto 1:35 y termina cuando termina.

Y en Primer Lugar:

La escena de la nieve en Yossi y Jagger.

¿Por qué es buena?

No voy siquiera a intentar describirla. Mejor posteo directamente el video, y si alguien no comprende qué es lo que hay de bello, magistral y completamente perfecto en esta escena, es que ni un millón de palabras bastan para explicarlo.

Tengo que ver Shelter.

Si consideramos lo afectos que son los usuarios de IMDB a postear diciendo que tal y tal y tal película apestan por tales y tales y tales motivos, el hecho de que Shelter tenga sólo dos evaluaciones por debajo de 5 (en un total de 31) significa que debe ser casi del todo perfecta.

Ya desde las primeras veces que la leí me sonó a que tenía que ser algo muy bueno, y los reviews que he leído sólo confirman esa impresión. Por fortuna, todos los sitios de descarga directa que ubico (Homoqueer, Gay Themes y Gay Themed) la tienen subida.

Entre tanto, no voy a ver ni postear trailers el día de hoy porque me tengo que ir a dormir, pero éste es el póster de la película.

Hitchcocked

En serio, esta es de las cosas que merecen ser vistas. Hitchcocked es un filme corto, muy corto, de hecho, y muy bueno. Creo que es de las mejores cosas que he visto nunca en 10 minutos o menos.

No puedo contar más porque contar lo que sea sobre la película es destriparla. Hay que verla.

(Y Yuval David es una más de las personificaciones de It’s Majesty The Cuteness)

Edito: al parecer, el video (y todas las copias) ha sido eliminado de Youtube. Sin embargo, existe una copia en Dailymotion. Hace falta registrarse, pero vale la pena. Y como parece que es de los videos que tienden a esfumarse de internet, es mejor descargárselo por si se quiere volverlo a ver. Puede hacerse desde Keepvid.com, que funciona de maravilla para esos menesteres.

Las Crónicas de Narnia: el Príncipe Caspian

El fin de semana pasado me lancé al cine a ver El Principe Caspian.

La verdad, no sé si lo que vi fue algo muy bueno o muy malo, pero definitivamente me gustó. Quiero decir, es muy distinta a la primera película en casi todos los sentidos. El León, la Bruja y el Ropero es espectacularmente épica, con unas imágenes que hacen morirse de envidia a los planos de helicóptero de El Señor de los Anillos, con personajes tiernos y absolutamente adorables y una villana que no puede ser mejor.

En cambio, esta segunda parte se toma mucho menos en serio a sí misma. Como prueba, ninguna película había sido capaz de verse como si parodiara a Shrek (que en el libro sale el ratón espadachín, así que viene a ser previo al Gato con Botas, pero aún así suena a gritos a parodia de Shrek).

Entre las muchas cosas que me gustaron, destacaría tal vez la evolución del personaje de Peter. Tiene toda la lógica del mundo que, después de haber sido Rey Supremo de Narnia por quince años (según la cronología de los libros, al menos) tuviera problemas para manejar el volver a ser un chico común y corriente, y que el volver  a Narnia se le subiera a la cabeza. Aunque extrané un poco a Sweet! Peter,  el personaje tiene mucha fuerza (y el OWNED de cuando la bruja lo hechiza no tiene precio) y William Moseley es lo bastante adorable como para que no pueda odiar a Peter haga lo que haga. Me habría encantado oírlo decir que metió la pata, pero con que su actitud lo dijera me conformo.

Ahora, las cosas que no es que no me hayan gustado (porque no hubo nada que no me gustara, propiamente) pero que agradecería que no vinieran en la próxima entrega:

a) Lucy como personaje privilegiado. Creo que esto definitivamente va a suceder de nuevo, si entendí bien lo que dice la wikipedia sobre los libros, pero aún así, agradecería que lo suavizaran un poco. En la primera película es Lucy quien descubre a Narnia, quien lleva a los demás, etc. Y en la segunda, es la única que ve a Aslan al principio y etcétera.

Segundo, y mucho más importante:

b) Los deus ex machina. La solución mágica cuando todo está perdido, que en la primera película son las criaturas de piedra, y Aslan comiéndose a la bruja cuando estaba escrito que los chicos eran quien iba a vencerla, y en la segunda son los ents… digo, los árboles, y el monstruo de agua que rompe el puente. De verdad, habría amado a los productores si hubieran puesto un puente colgante y a Lucy, con su microdaga que no sé ni para qué la desenfundó, usándola para cortar las cuerdas del puente.

En resumen, positiva. Pero, como dije, de un modo muy muy muy distinto a la primera película. Espero que vuelvan a sorprenderme con algo en la tercera entrega.

(Dentro de un rato dobleteo post, que hay una campaña que lo amerita)

Hype Squee.

¿No hay nadie por aquí que quiera hacer squee conmigo?

Es que acabo de ver el trailer de Mamma Mia! y… y… ¡Y va a ser THE BESTEST FUCKING MOVIE EVER!!

Hace dos años empecé a ver en todas partes carteles de una obra llamada “Mamma mia”, en los que lo único que salía era una chica vestida de novia. A primer golpe de vista, no me pareció nada interesante. Luego vi más carteles, un tanto distintos, y tampoco me pareció taaaan interesante (¿Qué puedo decir? No era el adicto a los musicales que soy ahora, aunque ya me gustaban bastante)Y luego leí un resumen en el que me enteré que venía con música de ABBA. Para ese entonces, ya me encantaba ABBA (aunque de nuevo, no tanto como ahora). Tardé lo que me tomó leer el resumen en pasar de “No voy a gastar dinero que no tengo en ver eso” a “OMG! ¿De dónde saco dinero para ir? ¿Puedo asaltar un banco? Tengo que verla, tengo que verla, ¡TENGO QUE VERLA!”Porque, literalmente, no tenía dinero para ir. Aproveché la bondad de unos familiares que me dejaron lavarles el tinaco a cambio de lo que costaba el boleto. Completé el resto de mi bolsillo… y me quedé con el dinero exacto para llegar a la universidad al lunes siguiente. Llegué a pedir prestado no digamos para mis galletas diarias, sino para poder tomar el metro.

Pero valió la pena al cien por ciento: es la mejor cosa que haya visto en teatro nunca. La puesta en escena directo de Broadway, con actuaciones geniales, una trama divertida, bailarines espectaculares que bailaban más desnudos que vestidos y por encima de todo, incluso de los bailarines, ¡ABBA!

El final de la obra se convirtió en un concierto en el que los actores se volvieron cantantes y levantaron a la gente de sus asientos y nos hicieron gritar hasta quedarnos roncos y felices. En el meme de fin de año, el boleto para Mamma Mia! fue sin discusión posible la mejor compra del año.

Y ahora, directo desde Joligud para todo mundo: La película.

Todo se ve tan bien, tan ad hoc que no puede serlo más. Meryl Strepp hace una Donna genial, Amanda Seyfried, aunque al principio me hacía dudar para el papel de Sophie, se ve que lo hace muy bien, definitivamente no pudieron elegirse a nadie más perfecto que Pierce Brosnan para Sam, y acabo de reconciliarme completamente con Dominic Cooper para interpretar a Sky. Que el pobre chico debería demandar a la IMDB, porque las fotos que tiene ahí lo hacen verse imbécil, cuando en la película se ve que es capaz de ser tierno y sexy si se lo propone.

Fuck. Fuck fuck fuckfuckfuckfuckfuckfuck…¿Ya es verano? ¿Ya puedo ir al cine a verla? ¿Por qué tiene que llegar a México algo así como tres meses después que en USA?

Walk the Line

Esta es una película que desde hace bastante tenía ganas de ver. De hecho, le pedí prestado a mi primo para poder comprarla, y vale la pena. No voy a decir que sea una de las mejores películas que he visto nunca, ni siquiera una de las mejores que he visto este año (Hasta ahora, la lista incluye a Clockstoppers, Ethan Green y Therabitia), pero es buena.

Aunque no pude simpatizar nada con Johnny, y eso que lo único que le pasó fué que no pudo digerir el éxito, el personaje de June está muy bien interpretado y tiene mucha fuerza. Eso, y la música. La música es la mitad de la película y una de las cosas que hacen que realmente valga la pena verla.

The mostly unfabulous social life of Ethan Green.

Por fin me las arreglé para contener mi hiperactividad y ver completa esta película, que es de lo más disfrutable que he visto nunca dentro del cine gay. No es una gran película, pero (como todas las películas no grandes que me gustan) no intenta serlo. Simplemente es una película hecha con la intención de entretener y contar una historia sencilla, y lo consigue muy bien.

La historia es realmente absurda: Ethan es un chico con… no, lo suyo no es mala suerte, ni siquiera necesitar urgentemente una limpia. Lo suyo es no tener ninguna cabeza para las relaciones: huye de todos sus novios por uno u otro motivo, o los ahuyenta, o simple y llanamente los bota sin poder explicarse a sí mismo por qué. A lo largo de la película presentan escenas de cuando era niño y jugaba a algo llamado “La Cita de los Sueños”, y siempre perdía. Y de adulto, parece… no, no parece: en realidad se esfuerza por perder.

Y su madre vive con uno de sus exnovios, al que quiere más que a él.

Él, por su parte, vive con uno de sus exnovios, que está a punto de casarse con un tipo ultraderechista y vender la casa, así lo engaña para que contrate a la peor agente inmobiliaria del mundo, incapaz de vender nada por estar sumida en una depresión total, para que la casa no se venda.

Los personajes son todos geniales.

Tenemos a Punch, un hom… muchach… niño, de 19 años pero con mucho kilometraje, que se dedica a seducir a cuanto hombre se le ponga enfrente, incluido Ethan.

Tenemos a las Hermanas Sombrero, un par de osos que llevan al menos dos décadas y media de relación y que realmente AMAN la ropa estrafalaria.

Tenemos a la roomate de Ethan, que termina seduciendo a la agente inmobiliaria y sacándola de la depresión.

Y tenemos a un ex de Ethan, beisbolista, casado a punto de divorciarse, que apenas está descubriendo su lado gay.

O para decirlo en imágenes:
Photobucket

Después de mirar esas camisas abiertas, creo que quedan claros el resto de los motivos por los que me gusta la película…

El final es un Happy End tan extraño que uno no consigue enterarse de cómo se llegó a él a partir de un principio tan loco, pero que te deja a gusto. Es una de esas películas que vale la pena ver, en serio.

También vi Puente hacia Therabitia (Quizá la hache vaya en otro lugar, siempre tengo la sensación de estarme equivocando al escribir el nombre)

Es buena, y de hecho, diría que es una de las mejores películas de fantasía que he visto (no es que haya visto muchas tampoco, pero de las que he visto, es de las mejores), comparable con Narnia. El planteamiento es fresco e increíblemente original y todo eso, pero tampoco es lo más bello y conmovedor que haya visto en una película. (Para películas que me hayan golpeado fuerte la primera vez que las veo, haría falta recurrir a Oliver!, Jacob el Mentiroso, o Brokeback Mountain)

Sobre lo que me gustó y no me gustó:

No me gustó la clase de personas que rodean a Jesse. Es que en serio, los guionistas/autores/etcétera se lo pusieron demasiado fácil: Jesse es un espíritu libre rodeado de piedras andantes, de gente que, como decía esa mujer en el cuento de Ray Bradbury, se arrastra sobre la tierra con todo el plomo del mundo en la sangre, y no hay ninguno que pese menos de trescientos kilos. Los padres son adecuadamente prosaicos, poco imaginativos y groseros ( Como cuando el padre le pide a Jesse que dibuje dinero, o ve sus dibujos y en lugar de comentarlos le dice que saque la basura) y los compañeros son tan arquetípicamente mal educados, agresivos y toscos que da pena verlos. Nadie, absolutamente nadie, comprende al pobre Jesse hasta que llega Leslie a redimirlo (hay que abrir un paréntesis para la maestra de arte, pero ella en realidad llega después que Leslie, al menos en lo que se refiere a la vida de Jesse ). No sé, aquí pudieron meterle un poco de vida al asunto, un poco de imaginación, no sé exactamente qué, pero algo.

Francamente, el personaje mejor creado y más humano en toda la película… es la matona, la que se dedica a hacerles la vida imposible a los otros. Ha vivido rodeada de violencia y no conoce ninguna otra cosa, ni sabe relacionarse con la gente de un modo que no incluya usar la fuerza, hasta que la rompen y se descubre su lado humano. La película me habría gustado el doble si al final Jesse, en lugar de llevar a Therabitia a su hermana, que es kawaii y lo que se quiera, pero que no es nada más que kawaii, hubiera llevado a la matona.

Todo esto, a menos que el troll simpático sea una personificación de la matona, algo que tampoco me parece demasiado creíble porque, si no recuerdo mal, la primera vez que aparece es antes de que empiecen a humanizar a la matona.

Ahora, ¿Qué me gustó de la película?

En primer lugar, es un homenaje absoluto a la infancia, a la capacidad de maravillarse, al poder que tiene dejarse llevar por la imaginación por el gusto de hacerlo y encontrar algo mágico incluso en lo más prosaico de la vida. En ese aspecto, lo único capaz de superarla es La Historia Interminable.

En segundo lugar, la parte gráfica. Está estupendamente llevada.

En tercer lugar, la música. Ahí sí tengo que admitirlo: la musicalización de esta película es total y absolutamente perfecta. No le pide nada a ninguna otra película que haya visto nunca.

Como bonus, consiguió (algo que nada había conseguido hasta ahora) que me dieran ganas de ver El Laberinto del Fauno.

Clockstoppers

No quiero que este sea un blog serio. De hecho, lo comencé intentando que no lo fuera. Y cuando me di cuenta, me encuentro con un post como el último que escribí, que merecía ser escrito porque el tema es importante, pero que es demasiado serio para lo que quiero de mi blog. Así que hoy voy a hablar de algo mucho más ligero.

clockstoppers.jpgClockstoppers es una película que parece haber sido diseñada expresamente para seducirme. Ciencia ficción, soft pero ciencia ficción, comedia gringa ligera pero con una trama más imaginativa que la mayoría de las comedias gringas, acción pero no en exceso… y Jesse Bradford.

La trama no puede ser más sencilla: Tenemos a los villanos estándar de película de acción (esa organización superpoderosa capaz de manipular cualquier cosa a su antojo, para más información véase Cody Banks o La Red), que tienen secuestrado a un estudiante que inventó un dispositivo para detener el tiempo. Al estilo Click, si lo que he leído de los resúmenes de Click es correcto.

En la película, el dispositivo acelera eltiempo para quien lo usa, de modo que ve las cosas como si estuvieran detenidas. Tiene el inconveniente de que si se usa por periodos muy largos, el tiempo pasa para los que lo usan pero no en el exterior, de modo que regresan envejecidos. El villano amenaza al estudiante con matarlo si no logra evitar que envejezca al usar el aparato, así que el estudiante pide ayuda a uno de sus profesores y le envía un reloj con el dispositivo para que lo analice.

El reloj, sin embargo, lo encuentra el hijo del profesor, que lo usa para hacer travesuras (porque eso es literalmente lo que hace) junto con una chica a la que acaba de conocer y que le gusta. Al final de su primera cita él vuelve a su casa y encuentra a los villanos registrándola en busca del reloj. Sale huyendo y el estudiante (que ha envejecido por permanecer en el tiempo detenido demasiado tiempo) lo rescata.

Después de una serie de aventuras de comedia de acción, terminan metiéndose en la guarida de los villanos para salvar al profesor, el chico se queda con la chica, los villanos son arrestados, todos terminan felices, etcétera.

Es una película perfecta para un viernes por la noche, después de entregar tarea el jueves por la noche, otra tarea el viernes por la mañana, y sabiendo que hay tarea y examen el lunes por la mañana.

Un screencap. Y tengo que confesarlo: acaba de entrar en mi lista de “Must get”. Acción ligera, con Sci-Fi y Jesse Bradford. ¿Se puede pedir más?