Frases para la posteridad presenta:

“¿Cómo fue que pasamos de hablar de economía a hablar de la menstruación de las monjas de clausura?”

En otro orden de cosas, tuve que irme de vacaciones y se prolongaron mucho más de lo que me esperaba. En lugar de dos días, me pasé cinco días de vacaciones forzosas, trabajando en una instalación eléctrica. Ha sido una especie de campamento de supervivencia extra light en el que sólo llevaba una camiseta, dos playeras (y una no la podía usar porque era blanca y yo estaba trabajando en tierra, grasa y etc), dos pares de calcetines y un pantalón. Para cinco días.

En un terreno que, por cierto, estaba infestado de alacranes. En cinco días matamos ocho alacranes, ninguno pequeño, y de esos cinco fueron en las habitaciones en que nos quedábamos y otro en el baño.

Pero valió la pena. Hice un buen trabajo con la electricidad, me encantó ver un estanque en funcionamiento (de eso tengo que hacer un post completo pronto) y me divertí. Y me relajé, dicho sea de paso, aunque me estresaba el pensar que no iba a seguir el ritmo que me fijé para actualizar.

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: